Cuidar las herramientas de trabajo

Hace poco vi a Nazario, el jardinero oficial de la colonia, limpiando sus herramientas de trabajo. Acababa de podar el pasto y de recortar unos arbustos a los que les dio forma de venado. Estaba concentrado, pasándole el trapo a las cuchillas de la podadora, por eso no quise ni hacer ruido, me pareció peligroso. Pero, como siempre sucede cuando alguien se siente observado, Nazario percibió mi mirada y elevó la cara para verme. Me saludó tan amable como siempre y siguió con su tarea de limpieza. Pasaba el trapo con cuidado, como si estuviera acariciando sus tijeras, palas, picos y carretilla. Una a la vez. Tuve la sensación de que le invierte más tiempo al ritual que a la actividad de jardinería. Se lo dije.
—Pues, sí. Claro, seño. Tengo que cuidar mis herramientas de trabajo, si no, luego, ¿cómo le hago para chambear? No se crea que me entretengo tanto por gusto, es por respeto y porque estas me pueden lastimar—me señaló una cicatriz en la mano izquierda. Seguramente se cortó con algo hace años.
Nazario tiene razón en varios aspectos. Las herramientas de trabajo se deben de tratar con cuidado porque son nuestro medio de sustento y porque nos pueden lastimar. Jamás te puedes confiar. Cuando uno se confía, vienen los accidentes. Todos, todos los utensilios de trabajo son peligrosos si no se manejan adecuadamente.
La gente que vive de su imagen pública olvida que su herramienta de trabajo se llama prestigio. El prestigio es la reputación que tiene un personaje y para que este trabaje a nuestro favor, hay que ser consistente. A diferencia de los utensilios de Nazario, el prestigio está hecho de un material frágil y que se mancha muy fácilmente. Sin embargo, igual que ellas, el prestigio también puede lastimar.
Vean si no lo que está sucediendo con Lucero a quién se ha buscado presentar como una mujer perversa y sanguinaria por salir fotografiada con su novio en una cacería de una cabra de montaña. Con independencia de sí la cacería es una actividad correcta o no, hasta el momento todavía no es ilegal. A diferencia de lo que sucedió con el Rey de España, está actividad no fue pagada por el erario de ninguna nación, fue financiada por ellos en su calidad de particulares que disfrutan una actividad que a la fecha es permitida y catalogada como lícita.
¿Entonces, cuál es el problema?
El problema es la inconsistencia en la imagen. Si la foto hubiera sido de María Félix en su tiempo, nadie hubiera arrugado la nariz. Pero se trata de una mujer que ha cimentado su prestigio en las mejores prácticas, en la bondad, en la empatía. Es verdad que no se le ve muy empática con la cabra. Al pensar en Lucero, la imaginamos sonriente, amable, simpática. Ni de cerca nos cabe en la imaginación verla con un rifle en la mano lista para jalarle la gatillo que matará a un animal indefenso.
Yo no estoy de acuerdo con la cacería, ni con el maltrato animal que muchos deportes y actividades recreativas acunan, pero me parece una exageración toda la parafernalia para hacer ver a Lucero como la mujer arrogante y agresiva que nos quieren presentar. Me parece que es un poco de hacer leña del árbol caído y un descuido en el uso de sus herramientas de trabajo. A Lucero la debió haber asesorado Nazario.
Si cualquiera es mal modosa o presumida, al mundo le da lo mismo, si se trata de una figura pública que ha fincado su imagen en lo contrario, ahí tenemos los resultados. Eso sí, a Lucero se le puede acusar de descuidada y, sí, así vienen los accidentes. Su propia herramienta la lastimó.

20140109-142200.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: