Mientras descansábamos

Muchas cosas pasaron mientras descansábamos. Algunos fueron casos fortuitos como el accidente que sufrió el multicampeón de Fórmula Uno, Michael Schumaher, o el que sufrió la canciller Ángela Maekel. Ambos se toparon con el infortunio de frente mientras estaban esquiando; disfrutando de sus vacaciones invernales, se cayeron. A Schumaher la caída le repercutió en consecuencias fuertes. Sigue en un coma inducido. Maerkel se rompió la cadera pero está en funciones.
Otras de las cosas que pasaron fueron las reformas que, según nos informan, darán andamiaje al país. Claro que otros opinan que lo que se logró no es ni sano ni conveniente. Lo cierto es que en términos de impuestos la mismísima Secretaria de Hacienda y Crédito Público —cuyo titular impulsó con ahínco las modificaciones— ya está otorgando prorrogas para la implantación de sus fabulosas ideas. Así pasa, ni todo lo que se propusieron se logró, ni los grandes cambios se ven muy cerca en el horizonte. Ni la reforma electoral, ni la energética, ni ninguna están completas. Faltan las leyes secundarias, ya nos dijeron el qué, falta que nos digan el cómo.
Eso sí, mientras estábamos de vacaciones, los congresos estatales se apuraron para dar su visto bueno y lograr las modificaciones constitucionales en el ramo energético y de rendición de cuentas. Tan entretenidos estábamos que ni escuchamos los gritos de protesta en contra de las apresuradas decisiones de los legisladores. La minuta electoral sigue muy empantanada.
Mientras descansábamos se publicó la lista de contribuyentes incumplidos. El SAT ya dejó claro quienes no pagaron en tiempo y forma, lo que no nos informó fue los nombres de quienes fueron los beneficiarios de condonaciones que los contribuyentes, es decir, los mexicanos de a pie vamos a pagar.
El Secretario de Relaciones Exteriores instruyó a embajadores, cónsules, embajadores eméritos y a algunos ex titulares del ramo que presuman los logros de las reformas, aunque esos logros todavía no se hayan dado. Aquí lo importante es dejar en claro que México está listo para recibir inversión.
Las olas de frío causaron estragos en el norte del país y continente. Se padecen y se disfrutan las bajas temperaturas, unos gozaron de la nieve otros tiritaron por el frío. A Durango lo afectó el frío y el nuevo derrumbe que impidió el paso de vehículos en la autopista Durango-Mazatlán. Chicago tiene diez metros de nieve y los juegos de postemporada de futbol americano se complementan con la nieve en sus campos.
En España, mientras la gente se dedicaba a celebrar las fiestas, a la Infanta, Cristina de Borbón, se le vino el mundo encima al no poderse evadir de uno de los escándalos de corrupción que más le han costado a la corona española. El instructor del caso Noos, el juez José Castro, imputó a la hija menor del rey Juan Carlos los delitos de defraudación fiscal y lavado de dinero y tendrá que declarar por los mismos en los primeros días de marzo. La monarquía vive uno de los momentos más impopulares de su historia. No hay porque echarle toda la culpa a Iñaki Urdangarín, el propio rey se ha encargado de quemar en infiernillos su reputación y el buen nombre que ganó en la época de la transición. A su vejez, viruelas. Sus exhibiciones de amores prohibidos, los gastos excesivos, los viajes exóticos, las cacerías polémicas, han hecho que el pueblo español se cuestione las razones para seguir manteniendo este tipo de vidas mientras muchos de ellos están perdiendo casa, vestido y sustento.
Los Legionarios de Cristo se juegan el futuro de su orden religiosa en un proceso en el que se piensa en lavar y renovar a la institución. Sus detractores opinan que antes que nada se deben de investigar y castigar debidamente los delitos acuñados ahí, mientras que la gente que está a favor ve con optimismo el inicio del proceso.
Hay dos temas sumamente relevantes que sucedieron mientras vacacionábamos. El primero es la legalización del consumo de marihuana en Uruguay, país que ha sido criticado por la ONU y por Estados Unidos, como si las Naciones Unidas y el gobierno federal estadounidense no supieran que en Colorado ya se autorizó el consumo recreativo de la hierba. La hipocresía a tope. Se señala a los que hacen lo mismo que ellos. Uruguay está mal por no ser un estado confederado de la bandera de las barras y las estrellas. Aquí seguimos en una guerra en la que nosotros ponemos los muertos y allá se divierten fumando Mota.
El otro tema es que el gobierno texano se negó a revisar el caso del mexicano Edgar Tamayo Arias, condenado a muerte y quien supuestamente asesinó a un policía. El gobierno del estado de Texas dice que no importa cual sea tu origen, la pena es igual si cometiste un crimen abominable. De acuerdo, sin embargo los derechos migratiorios de Edgar fueron violados. Para variar no se avisó al consulado y el proceso se llevó a cabo sin qué Tamayo tuviera asistencia consular. Eso, además de que la declaración que lo llevará a la inyección letal dice que Edgar disparó y mató al policía captor cuando ya se encontraba esposado. Grave que Texas desconozca los tratados firmados por el gobierno a cuya federación pertenece.
Sí, sin duda pasaron muchas cosas mientras descansábamos. Ahora hay que poner manos a la obra.

20140108-163916.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: