Por qué sí y por que no

En estas fechas nos debatimos entre hacer o no una lista de propósitos para el Año Nuevo. Los que están a favor opinan que es una buena forma de empezar en enero con el pie derecho, los que están en contra dicen que antes de llegar al día quince las lista estará hecha una bolita en el bote de basura. En realidad, ambas posiciones son correctas, evidentemente antagónicas y con resultados totalmente opuestos. Lo cierto es que las dos posturas terminan haciendo listas, del por qué no y del por qué sí.
Los del por qué no tienen sus razones, y cuando se les escucha con atención éstas son tan contundentes que hasta las puedes tocar. Utilizan, en la mayoría de los casos, a la incertidumbre y la aversión al riesgo como su primera base de argumentación. A partir de ahí vienen los datos duros, las estadísticas, los resultados contra años anteriores, y un sin fin de razones. ¿Para qué hacer dieta si no has bajado de peso? ¿Por qué pagar la membresía de un gimnasio si no nos paramos por ahí jamás? ¿Par qué soñar si la situación es un desastre? Tienen razón. Los casos de fracaso en los propósitos para un Año Nuevo son tan numerosos que ni nos acordamos de los casos de éxito. Pero sí hay casos de éxito.
La diferencia entre los que hacen una lista de propósitos y los que no, es que a pesar de que ambos tiene razón los que no la hacen permanecen en su zona de confort, en su lugar de seguridad y no se mueven, los que sí la hacen pero siguen haciendo lo mismo terminan igual que los primeros, pero los que sí la hacen y se atreven a seguirla, entran en movimiento y al finalizar el año están en un lugar diferente. A veces peor, pero generalmente, mejor.
Muchos recomiendan hacer una lista realista, con metas pequeñas, factibles de alcanzar, casi como en dosis homeopáticas. Eso es correcto, sin duda, pero creo que siempre hay que incluir en la lista algo grande, enorme y sorprendente. Que no sea lo único, que sea un elemento más de la lista. Un proyecto cuyas dimensiones nos reten de tal manera que lleguen a sacar lo mayor y lo más grande de nosotros. Un sueño que al expresarlo la gente nos vea con cara de que estamos locos. Tal vez lo estemos.
Sólo los que han soñado más allá de sus posibilidades actuales, los que se han atrevido a fijar la mirada más allá del límite de la nariz, los que quieren ver afuera de la caja de cuatro paredes de la cotidianidad, son los que logran moverse. Son los que prefiguran algo mejor, luego, por supuesto, hay que revolverle constancia, trabajo, esfuerzo y a veces, no siempre, también dinero.
Siempre habrá la tentación de escuchar a los que no quieren hacer su lista. A los que no quien tener proyectos. A los que elevan el dedo índice y emiten juicios y opiniones. Siempre estará ahí la vocecita que alerta de los peligros de moverse y actuar. No está bien desoirla, hay que medir el riesgo, y una vez que entendimos por qué no hacer las cosas, viene la etapa del por que sí.
Para cada por que no, hay un por qué sí, para cada riesgo debe haber una certidumbre, para cada impedimento hay que crear una posibilidad, para cada salida de dinero hay que generar una entrada, y luego, hay que superar los nos con los sís. Así se hacen locuras que se convierten en estupendos proyectos. La mayoría de los grandes casos de éxito iniciaron en una enorme mente de loco. O al menos así los veían.
Los que no quieren hacer lista, tienen razón, sin duda. Los que la quieren hacer y la van a lanzar al basurero en dos días les dan la razón. Pero yo prefiero hacer mi lista, planear mi vida, moverme. Incluir locuras que me abran ventanas de oportunidad insospechadas que luego, como por arte de magia, se conviertan en realidad.
Así se llega a Santiago, se escribe una novela, se alcanza a ver Praga, se pone un candado en un puente en París o se sopla un Diente de León.

20131230-082310.jpg

20131230-082424.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: