Después de la lluvia

Después de la lluvia viene la calma. No encontré motivos para salir huyendo de Acapulco. Al ver las escenas de civilidad en el Foro Imperial, en Costco y en la Base Naval de Icacos entendí que lo mejor era guardar la calma. Este era el típico caso en el que no por mucho madrugar, amanece más temprano, al revés. La prisa podía ponerme en un lado sumamente oscuro. El pánico obligó a muchos turistas a formarse desde muy temprano para ser los primeros en cruzar las casetas de Metlapil, El Túnel y La Venta. La recompensa fueron horas de espera, a pesar de que el Secretario de Comunicaciones y Transportes cumplió a carta cabal y con anticipación su promesa.
La Autopista del Sol se abrió a la circulación quince minutos antes de lo prometido. Aún así, los vehículos tardaron horas en en salir del puerto. Los primeros turistas en regresar a la Ciudad de México llegaron después de diez horas, se sometieron a largos periodos en los que estuvieron estacionados esperando a que los del contraflujo pudieran pasar, avanzaron lentamente y con el susto de ser los primeros, sin saber lo que se podían encontrar adelante.
¿Por qué no te regresas ya?, me preguntaba todo el mundo. Es difícil explicar que por primera vez en la vida la urgencia no se apoderó de mi, fui yo quien tomo el control de ella. Lo que tenía que perder, ya lo había perdido. Era mucho más lo que podía poner en riesgo. Los que me esperaban ya sabían que no iba a llegar. Los míos estaban conmigo.
Con esa perspectiva las urgencias me parecían como el método de valuación de inventarios en que la mercancía se clasifica por capas. Salen primero las más costosas, se quedan para el final las otras. Así, los que sintieron mayor prisa por regresar, fueron los que tuvieron razones para pagar caro el precio de su urgencia. Los demás nos quedamos a cerrar la puerta.
El recorrido de Acapulco a México nos tomó seis horas. No fue mucho. La Policía Federal de Caminos se aseguró de que el trayecto fuera seguro. Lo más lento fue el tramo entre Tierra Colorada y Palo Blanco ya que la carretera es de un carril por sentido. El entronque con la Autopista del Sol es un camino improvisado pero muy cuidado. Hay que decir que los ingenieros mexicanos son sumamente ingeniosos. Son capaces de resolver grandes problemas con un alfiler o con un pasador. Se sustituyó un par de túneles de altas especificaciones con un camino de tipo vecinal y funcionó a la perfección. Los puentes atirantados están en perfectas condiciones. El aforo vehicular con sentido a México era muy similar al que hay en temporada alta, nada extraordinario.
Me dio gusto ver que en el sentido que va rumbo a Acapulco iban camiones con ayuda para los necesitados y con abastecimientos para los almacenes. Huevo, pan, leche, camiones y trailers con mercaderías para los acapulqueños.
Después de la tormenta, el agua sí es vida. El río Papagayo y el Mezcala iban llenos. Lucían un caudal poderoso que parecía hacer guiños con el reflejo de los rayos del sol. A la vera, flores azul pizarra, magenta, morado obispo, en forma de campanas, de amapolas, pequeñitas y medianas adornaban el camino. Había de todos tipos y variedades.
Sí, cada uno tuvimos una lección que aprender en estos días de lluvia. La mía fue el dominio que no es lo mío. Que ahora lo es. Hoy toca recoger los pedazos de lo que se rompió, tratar de componer y rescatar. Dicen que de lo perdido, lo encontrado. Después de la lluvia es tiempo de poner atención para resolver el próximo acertijo. Sin embargo, el respeto por los que perdieron mucho, por los que perdieron todo, sus historias, lo que vi, lo que escuché merece quedar en un testimonio. Principalmente para que las palabras no se las lleve el viento, para poder dejar un llamado de alerta y que esa herida que repetidamente se abre en el mismo lugar, ya pueda sanar.

20130922-071438.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: