Negocios creativos

Hay una tendencia en universidades de la talla de Stanford, Harvard, Oxford, Georgetown, para incluir una materia de creatividad en carreras que no están relacionadas con el mundo de las artes. Administradores, ingenieros, abogados, contadores salen de la rigidez y se les enseña a desarrollar también su lado creativo, no sólo la parte mecánica. Se sigue haciendo énfasis en el método, en la secuencia de pasos, para que llegado el caso se pueda replicar la fórmula de éxito, pero para llegar al triunfo, se le pide a los estudiantes hacer uso de la creatividad.
Las universidades abrazan la postmodernidad, admiten la posibilidad de que las respuestas estén más allá del perímetro de lo conocido. En pocas palabras, al igual que los artistas, los catedráticos invitan a sus alumnos a salirse de la caja y ver más lejos.
En estas clases se invita a los alumnos a poner atención. Se plantea un problema y se manda a los estudiantes a las calles a observar. No está permitido llevar ningún aparato con el que se puedan conectar a Internet. Se debe dar preferencia al lápiz y al cuaderno para anotar las observaciones. Se puede llevar una cámara fotográfica. Sin embargo, lo principal es hablar con la gente. Preguntar y preguntar. Privilegiar el contacto humano.
Una vez reunidos los datos, se regresa al aula a analizar. Se busca confirmar que lo que se planteó como problema, realmente lo sea, si no es así, se replantea una vez más. Se clasifican los datos obtenidos en las encuestas y, entonces sí, la imaginación a volar.
Lo maravilloso de las experiencias de creatividad en carreras tan técnicas es que la combinación da resultados sumamente poderosos. Soluciones efectivas y, más que nada soluciones fáciles de implementar. Es sorprendente ver como al traspasar los límites se encuentran verdaderos tesoros.
Salirse fuera de la caja, como dicen los postmodernos, abandonar el sitio de seguridad y volar por encima del área de confort es difícil, en apariencia, pero una vez que alguien se atreve a dar el paso, la experiencia le resulta sumamente satisfactoria.
Se presentan proyectos de todo tipo, científicos, como soluciones contra el problema del insomnio, nutricionales, como el uso del polen de abejas, de ingeniería de tránsito como el transporte escolar en ciudades de alta concentración poblacional, de moda como ropa emocional en tonos dulces y tantos más.
Sí, el arte influyendo positivamente la técnica. La unión de dos mundos en apariencia antagónicos y que al reunirlos dan proyectos novedosos, efectivos, pero sobre todo divertidos.
Enseñarle a la gente a hacer las cosas de diferente manera, encontrar caminos que modifiquen las vidas y las hagan mejores con sólo elevar la mirada y cosechar las soluciones que nos presenta el paisaje es sumamente satisfactorio. Buscar romper fronteras y traspasar limites es una aventura sumamente divertida.
Es el reto del mundo de hoy. Despertar la creatividad. Ahora no sólo las universidades están interesadas, también las empresas con el fin de entrenar a sus ejecutivos y líderes. Es un buen proyecto que traigo entre manos, ¿Quién dice yo?

20130907-123344.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: