El lío de Messi

Debo confesar que el caso de Lio Messi despertó en mi una curiosidad morbosa. Según la fiscalía, el jugador estrella del equipo de futbol de Barcelona y su padre habrían creado una telaraña de sociedades cuyo fin era defraudar a la Hacienda de España . Los ingresos del jugador, señala la fiscal Raquel Amado, volaron a paraísos fiscales para evitar el pago de sus obligaciones tributarias, sin someterse a legislación alguna y con total opacidad y mala intención en los movimientos del dinero.
Al parecer a la señora Amado no le gustó la planeación fiscal de la súper estrella argentina, evidentemente que si la fiscal hizo cuentas pudo vislumbrar una cantidad con muchos ceros que no llegó a la oficina de recaudación española. El jugador obtuvo varios millones de euros de alrededor de veinte empresas y organizaciones que pagaron por el uso de su imagen durante el periodo investigado por la fiscal. La clave de la presunta trama de evasión tributaria, cuya planeación se le atribuye al padre del futbolista, es el contrato “simulado” por el que los derechos de Messi se cedían a empresas radicadas en paraísos fiscales como Belice, o con leyes fiscales benévolas como Uruguay, a cambio de una cantidad irrisoria, muy por debajo de los beneficios que, previsiblemente, iba a obtener el jugador. Es decir, le dieron la vuelta a los ingresos para pagar menos impuestos.
Según el periódico español El País, en enero de 2006, Messi cedió sus derechos por 38,040 euros a la compañía Sports Consultants; cuatro días después, esa empresa firmó con Adidas un acuerdo de nueve millones de euros por seis años. Esos ingresos, en opinión de la fiscalía, circularon por el extranjero sin que las autoridades españolas los detectaran y acabaron en el bolsillo de la familia Messi, sin pagar adecuadamente los impuestos.
Es claro que la imagen de Lio Messi y su explotación por seis años valen más que 38,040 euros para Adidas. Y, Adidas no es la ùnica marca que explota la imagen de Messi, también, todos hemos visto la imagen del argentino como modelo de la marca italiana Dolce&Gabanna, es evidente que varias empresas explotan la imagen del argentino. Sabemos que estos servicios se pagan caro.
Ahí empezó mi morbo por este caso. ¿Qué será peor para la fiscalía española? ¿Hacerse de la vista gorda con este carismático jugador o pasarlo por la silla de la justicia como a cualquier contribuyente?
No, no me refiero a tenerle un trato especial a Messi por ser un excelente jugador de futbol, o un mago con el balón. No, me refiero a algo más importante, sin menospreciar las habilidades del deportista, todo lo contrario, este hombre es una figura emblemática que genera una derrama económica con beneficios directos e indirectos y que, sin hacer muchos números, me parecen superiores a los que el jugador dejó de pagar por concepto de impuesto sobre la renta.
Me explico. Imaginen que arrestan a Lío Messi por evasión fiscal. ¿Qué pasaría con la taquilla del Barça? ¿Cuántos turistas nacionales y extranjeros, cuyo único interés es ver jugar a Messi, dejarían de visitar la ciudad Condal? ¿Cuántas habitaciones se dejarían de reservar en los hoteles hostales y albergues de Barcelona? ¿Qué cantidad de comidas ya no se servirían en restaurantes, y de copas ya no se venderían en los bares? Muchas, sin duda. Estoy segura de que el incremento en ejemplares de prensa amarilla no llenarían el hueco que dejaría en los bolsillos de los negocios que se alimentan directa o indirectamente de la pasión que genera Messi.
¡Vaya lío el de Lio! Por si las moscas el futbolista ya presentó una declaración complementaria ya pago diez millones de euros. Tal vez así, el argentino y muchos más podrán dormir tranquilos. Desgraciadamente, con todo unen pago millonario, el proceso judicial sigue adelante. Lo chistoso es que la juez que conoce del caso no citó al jugador a presentarse en la siguiente audiencia. ¿Adivinen por qué? Claro, ese día Messi tendría que estar en la cancha, en alguno de los partidos de las multiples copas que se juegan ennEuropa. Por eso, me causa morbo el lío de Messi. Ya veremos como se resuelve.

20130625-083645.jpg

La frivolidad expuesta

El PAN se ha convertido en un partido lleno de frivolidades. Es una lástima ver como el partido que echó fuera al partido que se apropió del poder en México durante setenta años haya desperdiciado su capital político de en una forma tan lamentable. Ahora, fuera de Los Pinos, los mexicanos esperábamos que el PAN tomara un papel de oposición que debate, que propone y que lucha en favor de México. ¡Ja! Soberana desilusión.
La crisis del PAN no es una búsqueda legitima de identidad, de reestructuración en torno a valores, o el planteamiento de mejores aspiraciones y objetivos altos. No, para nada. Se trata de la repartición de un botín, para comprar chicles, ron, champaña, artículos de Louis Vuitton, shampoos para evitar la calvicie y gastos diversos.
Es una lastima ver como el dirigente del partido se pelea en público con nuestro anterior secretario de Hacienda. Ambos personajes tienen papeles destacados en la vida nacional, podrían y deberían estar escribiendo renglones dignos de la historia nacional, pero su falta de miras los hace quedar a la altura de su frivolidad.
Basta escuchar las palabras que eligen para expresarse, en ocasiones dan la impresión de ser un par de groserillos callejeros, que políticos de primera línea. El buen gusto que tienen para elegir artículos que pagan con los recursos destinados a la coordinación parlamentaria del PAN contrasta con la falta de vergüenza que exhiben al gastar con dinero de otros lo que deberían pagar de su bolsillo.
Ernesto Cordero no es un hombre que tenga una imagen que despierte simpatía. Alguien debería de decirle que esa debilidad que le dio la vida, tendría que compensarla con una conducta impecable, con propuestas superiores, con ideas maravillosos. Pero no se le puede pedir peras al olmo. La desvergüenza que evidencia, el hambre de gastar que mostró en apenas ocho meses como coordinador de la bancada del PAN, dan cuenta de su frivolidad. Joyería, enjuague bucal, ropa para niños, le parecen al señor artículos indispensables para su quehacer legislativo. ¿Dónde quedaron el honor y la honestidad?
No. Los pianistas no están conformes con ser la tercera fuerza política del país después de dejar el poder. Quieren, sin duda, caer más bajo. Lo bueno de esta ventilada que se están dando los señores del PAN es que, sin querer, nos están demostrando el nieve de sus valores. El daño colateral que están causando es poner en la mente de los mexicanos varias preguntas. Por ejemplo, ¿Si esto pasa en el PAN, que pasará en el PRD, en el PRI y en los demás partidos? No creo que la situación sea diferente. ¿Por qué en lugar de asignar tantos recursos a las bancadas no se destinan estos recursos a combatir el hambre? ¿Cómo es posible que en vez de reducir el monto de estos botines, se piense en elevar impuestos?
La frivolidad expuesta nos muestra que existen otros caminos para allegare de recursos para lo urgente, para lo necesario, para lo verdaderamente indispensable. La frivolidad expuesta da cuenta del abuso de estos personajes de la generosidad de los mexicanos. ¿No les dará vergüenza entregar estas cuentas? ¿Pasar así a la historia?

20130624-095613.jpg

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: