Sin sorpresas

Existe una inclinación en el ser humano por comprender y juzgar lo que sucede en su entorno. No todo es lo que parece y por ello interpretamos lo que nos dicen. Nos valemos de la experiencia, de la intuición, de los se todos para decantar los datos y formarnos una opinión. Escuchamos, observamos, valoramos y a partir de ello elegimos lo que nos parece verdadero y descartamos lo que pensamos es falso.
En ocasiones, el juicio se hace a primera vista, rápido y de una ojeada, pero hemos aprendido a desconfiar de esos juicios. Nos han enseñado a que para opinar en forma sustentada hay que tener evidencias, basarnos en hechos y no en impresiones. Sin embargo, rara vez cambiamos nuestros juicios a primera vista. La intuición, hoy tan descalificada, es un botón de alerta que se enciende para advertirnos y es muy eficiente, no obstante, hemos dejado de ponerle atención.
Piensen, por ejemplo, en los políticos; cuando vemos sus fotografías pegadas por todos lados y recibimos el impacto visual, nuestro cuerpo tiene una reacción, a veces de simpatía, otras de desagrado, percibimos la falsedad de su sonrisa, la angustia frente a la cámara, la bonomía, la sinceridad. No importa si gastaron fortunas o la imagen la tomó el fotógrafo de la esquina, sabemos. Algo en el fondo del estómago, o en la punta de la nariz nos advierte y generalmente esos avisos son certeros.
Por ello, no nos sorprenden las caras que aparecen las primeras planas que muestran a políticos en apuros. Luis Armando Reynoso, Andrés Granier, Eduardo Ramírez Vallejo no nos sorprenden al llevarse las ocho columnas por ser sospechosos de malas acciones. De alguna manera misteriosa ya lo sabíamos.
Lo que sí sorprende son sus alcances, cuando a la intuición se le acompaña con hechos la cosa se pone grave. Al darle cifra a las acciones de estos pillos se enciende la indignación.
Los desvíos millonarios de Granier mientras su estado padecía inundaciones, el cinismo y los excesos, las sospechas de lavado de dinero del ex gobernador de Aguascalientes ya no causan asombro sino molestia.
¿Cómo van a sorprender si las evidencias están a la vista? Nada más falta agarrarlos con las manos en la masa, porque si en ese cuarto oscuro huele a vaca, se oyen mujidos, y sacan leche, aunque no vea físicamente al animal, sé que ahí está. no hace falta ver a estos personajes en acción para saber de sus maldades.
Insisto en el caso de Coyoacán. En cada calle hay una casa, un negocio, una construcción clausurada. Tantos sellos generan sospechas. Luego el descuido de parques, jardines, banquetas y calles en la delegación me llevan a pensar que los servidores públicos no están haciendo bien su trabajo. La detención del secretario particular del señor Delegado ya me acerca más a una conclusión. Hace mucho rato que en esta demarcación las cosas van muy mal.
Desde el primer momento, desde la primera impresión, ver Coyoacán tan sucio y clausurado, tan lleno de comités vecinales que impiden el quehacer honesto, que protestan con violencia y que cuentan con la complicidad y apoyo de las autoridades, siempre me hizo sospechar que no buscaban el bienestar de la comunidad sino beneficios personales. El discurso del cuidado del patrimonio coyoacanense suena tan falso cuando se contrasta con las plagas de roedores en los jardines, con las casas deshabitadas que se vuelven basureros porque están clausuradas, con las bardas llenas de graffiti. Nunca he creído en esas patrañas, ahora sé por qué.
Al ver la foto de Eduardo Ramírez Vallejo y saber que está en apuros, no me sorprendo. Lo que sí me causa asombro es verlo tan solo. ¿Dónde está su jefe? ¿Dónde están los integrantes de comités vecinales que cobran en la nómina delegacional? ¿Por qué sólo está él? ¿Y los demás?
Por eso digo que existe una inclinación del ser humano por tratar de entender lo que sucede en nuestro entorno. Me parece que, después de todo, mis apreciaciones no estaban tan equivocadas con respecto a lo que sucede en Coyoacán. No hay sorpresas.

20130619-091612.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: