Fisuras en el PAN

Mi papá solía decir: mal le empieza la semana al que ahorcan en lunes, parece que a Ernesto Cordero no le comienza nada bien la semana, Gustavo Madero, presidente del PAN cumplió su palabra, lo destituyó como líder de la bancada en el Senado. El ex Secretario de Hacienda y ex precandidato presidencial, ahora será ex jefe de las huestes panistas en la Cámara Alta, sin duda al señor Cordero no le inicia nada bien la semana.
Gustavo Madero, en su calidad de presidente del PAN le advirtió a su coordinador en el Senado que lo podía remover de su cargo si no se alineaba, no se alineó. El pleito escaló a los insultos personales. La ropa sucia se lava en casa, reza el refrán popular, la prudencia sustituye a la decencia. No está bien pelearse enfrente de la gente. Al hacerlo se hacen evidentes las fisuras y se manifiestan las debilidades. Al mostrar las heridas, se invita al enemigo a golpear donde más duele. No es novedad la crisis por la que está atravesando el PAN, pero exhibir que se está desmoronado me parece una desmesura que pudo haberse evitado.
Algunos piensan que Cordero está tomando la postura correcta que debe adoptar la oposición, otros piensan que está sacrificando el Pacto por México en un afán protagónico. Hay quienes sospechan que Gustavo Madero le hace el caldo gordo al presidente Peña y que ya se le pasó la mano de complaciente con la oposición.
No soy panista, no conozco los laberintos que debieron recorrer Madero y Cordero para llegar a estos extremos, pero hasta donde yo me quedé, se trata de dos políticos cuya vocación es lograr acuerdos en favor de su Nación. En ese sentido, la destitución de Ernesto Cordero es mala noticia para él, para Acción Nacional y para los mexicanos que vemos peligrar la estabilidad de una de las principales fuerzas políticas que mueven al país.
Madero tiene razón al decir que necesita un interlocutor en la cámara de Senadores al que le tenga confianza, que muestre filiación al partido y que no se desvalague. Sin embargo, la situación en el PAN no es fácil y se puede poner peor. ¿A quién van a apoyar los demás senadores? Se quedaran con Cordero, optarán por el punto de vista de Madero. El martes se sabrá.
Ernesto Cordero no es una persona que goce de simpatía popular, no es una persona que encienda cariños en forma espontánea, pero no se le puede tachar de tonto. En cierto sentido tiene razón al manifestar que una oposición dócil no es oposición. Se necesita del debate inteligente que vigile el interés nacional.
Lo que los panistas no deben olvidar es que los mexicanos estamos hartos de los conflictos que paralizan al país, que los ciudadanos de a pie saludamos el Pacto por México porque entendemos que para progresar hay acuerdos que nos benefician independientemente de filiaciones política y que, de igual forma, hay desencuentros que nos perjudican y le ponen freno al país.
Cordero critica la firma del Pacto por México y no olvida que los priístas están haciendo mal uso de los recursos del erario con fines proselitistas, sí eso es cierto. Madero cree en que el Presidente Peña ya puso manos a la obra y va a arreglar el asunto.
¿Quién tiene la razón? Por un lado, los mexicanos no queremos darle carta blanca a una serie de corruptos que abusen del poder, por el otro, nos urge destrabar ciertas reformas para que el país camine por un mejor rumbo.
Repito, Cordero no es simpático, pero no es tonto. Aunque estirar tanto la cuerda hasta reventarla tampoco es señal de astucia. Madero lo destituyó y está en su derecho de hacerlo, para algo es el presidente del PAN, pero hay maneras. Forma es fondo. No es correcto que lo haya hecho por teléfono.
Javier Lozano, Senador del PAN y exsecretario del Trabajo, hombre que no es famoso por su prudencia, eleva la voz y amaga con rebelión en el Senado. Cuidado. El PAN ganó la presidencia de la República cuando se mostraron como una oposición viable y mesurada, no como un grupo de apaches en grito de guerra. Ahora están en el tercer lugar como fuerza política, no me parece que sean momentos para desperdiciar su capital en exhibiciones absurdas de sus fisuras. Lo de Cordero ya es letra muerta, ya lo destituyeron. Espero que los demás senadores se pongan de acuerdo con el presidente de su partido, que le hagan ver sus desacuerdos y expresen sus temores, ojalá que Madero los escuche y se haga oír, que la reunión del martes les ayude a recomponerse. En México queremos una oposición inteligente no beligerante. Una que denuncie lo que está mal pero que sepa alcanzar acuerdos. Eso será el martes. Mientras tanto, habrá que apechugar la incertidumbre.
Por lo pronto, mal le empieza la semana a quien destituyen en lunes.

20130520-063152.jpg

20130520-063204.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: