El largo de la falda

El periódico Reforma, en su sección de moda, hace una analogía muy curiosa, relaciona el largo de las faldas con los tiempos de crisis y de bonanza. Dicen que en épocas de crisis la falda se alarga y en las de bonanza la falda se acorta. ¿Será verdad que las mujeres mostramos más o menos pierna de acuerdo a la situación macroeconómica?
Es interesante, según el económista George Taylor, profesor de la Universidad de Wharton, se puede predecir la tendencia económica por medio de la moda y del largo de la falda. Según su Himeline Índex, si sube el dobladillo de la prenda, el mundo vivirá una tendencia alcista, si el dobladillo baja, bajaran las expectativas y la actividad económica. Parece una ocurrencia, sin embargo, existe una simpática correlación entre el largo de la bastilla y los resultados económicos.
Puede ser una coincidencia, pero la historia parece ratificar la teoría de Taylor.
En la década de los veinte el mundo vivía años de tranquilidad económica y los vestidos se llevaban a la rodilla, era la época del Charlestón, altura Chanel, flequillos, y cortes lineales y simples.
La crisis del veintinueve no sólo precipitó las bolsas de valores, el dobladillo llegó hasta el tobillo, faldas sencillas, de cortes minimalistas, prácticamente sin adornos. Las piernas femeninas se ocultaron para mayor tristeza de los varones. Quebrados y sin alicientes visuales.
En los sesenta las grandes guerras ya habían concluido, las restauraciones ya eran evidentes, la paz mundial sembró optimismo y recuperación. El animo, las bolsas y el dobladillo subieron. En los sesenta nació la minifalda.
Vietnam, los movimientos estudiantiles, las protestas y la intranquilidad, asustaron a la humanidad. Las bolsas de valores, sensibles al entorno, se desplomaron y el largo de los vestidos también. El movimiento hippie apuesta por faldas que rozan el piso. Son los inicios de la década de los setenta.
En los ochenta, la tendencia neoliberal trae bonanza económica, los movimientos punk y new age elevan el dobladillo de la falda. Las bolsas suben sus indices a niveles históricos.
El crack de finales de los ochentas, no tan intenso como la crisis de los veinte, baja el dobladillo a media pierna. Se deja ver un poco de pantorrilla. Hasta que el mínimalismo de los noventas eleva las bolsas y el alto de la falda.
A principios del siglo veintiuno los diseñadores apostaron por cortes con faldas largas y amplias.
Hoy, vemos por las calles faldas cortas, con o sin vuelos, largas, de lápiz, de cigarro, y amplias y largas. Hay evocaciones a las divas de Hollywood, pero se puede ver también ropa cómoda y sin pretensiones.
Igual en la economía, hay pronósticos fatalistas con respecto a Norteamérica y la zona Euro, mientras a América Latina parece irle mejor en las tendencias.
¿Qué tan larga queremos usar la falda? ¿Hay que hacerle caso al señor Taylor y subir el dobladillo?, ¿Le hacemos caso a la liga de la decencia y asumimos que al bajar el dobladillo puede bajar la bolsa? Mejor le hacemos caso al espejo, digo yo. Simpática correlación entre le mundo de la moda y de la economía. ¿Será una casualidad o una constante?

20130119-111450.jpg

20130119-111617.jpg

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. CARMEN BARBA
    Ene 20, 2013 @ 05:46:04

    Me cuesta creer en este paralelismo, pues la verdad es que no sigo mucho la moda. Me pongo faldas más largas cuando aprieta el frío y si tengo que moverme por entornos más recatados pero nunca pensando en la tendencia de mis ahorros. De todas formas, es curiosa la analogía y las coincidencias

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a href=’http://cloud.feedly.com/#subscriptionfeedhttpwww.ceciliaduran.wordpress.com’ target=’blanco blank’>

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: